“Una Vida Feliz No Se Encuentra… SE HACE”

Todos vemos a diario en las redes sociales, en la televisión,etc, imágenes de personas que “muestran” esa vida perfecta e inmejorable de la que disfrutan y un@ se termina creyendo que viven así las 24 hs del día, ajenos a la cotidianeidad de la que todos somos protagonistas en nuestro día a día.

Pareciera que está de moda mostrar al mundo lo felices y realizados que estamos; casi nadie muestra a cara abierta esa vulnerabilidad, de los momentos complicados que por descarte, nos tocará vivir a todos, de una u otra manera.

Se les quita importancia a las emociones como el miedo, la ira, la falta de autoestima, la tristeza , entre muchas otras y la falta de identificación con éstas emociones, hacen que cuando una persona las vive, se sienta fuera de lugar en la sociedad y totalmente fuera de control, por su falta de reconocimiento ante la misma. También por falta de recursos para poder gestionarla de manera ecológica, para sí mismo y para su entorno.

De ahí viene toda la violencia verbal y física que vemos a diario en la calle, en los hospitales, en la carretera, en los colegios.Es la manera que tiene esa persona de vivir esas emociones que está sintiendo y termina cometiendo terribles errores, por falta de conocimientos en cómo gestionarlas correctamente.

El asunto aquí es cómo gestionar estas emociones tan poco reconocidas en ésta sociedad de “ ser feliz las 24 hs”

Imagínate que en el cole de pequeños, nos hubiesen enseñado que estar “enfadado”, o “tener miedo”, o “sentirte frustrado”, o “sentirte triste”…  ES NORMAL y que está bien que te tomes 5 minutos para estarlo.

Que también nos hubiesen ayudado y enseñado a poner la atención en otra cosa, para sacarnos de esos estados emocionales. Para luego enfocarte en algo que llevara a dar pasos hacia adelante en una meta a cumplir o que simplemente, te transportara a un estado de tranquilidad contigo mismo y con los demás, olvidando por completo el enfado, el miedo,la frustración y la tristeza que sentías hace diez minutos.

Comienzo éste artículo con esta frase “ Una vida feliz no se encuentra… se hace” y “SE HACE” justamente dando lugar a todas las emociones, porque no hay emociones buenas o malas.

Seríamos completamente felices si entendieramos y reconocieramos las emociones que nos tocan vivir en cada momento, estaríamos más alineados con nuestra verdadera esencia, porque le daríamos lugar para expresarse, sin miedos, ni culpas.

Comprenderíamos que para ser felices toca “HACER”, para aceptar estas emociones  de la manera más natural posible y nuestra vida se volvería más liviana y mucho más saludable.

El coaching tiene excelentes herramientas para identificar cuales son las emociones que te llevan a cometer errores de los que luego te arrepientes, te ayuda a conocerte a un nivel profundo y te lleva a ser mas compasivo contigo mism@… y a PONER ACCIÓN A TODOS TUS SUEÑOS!

Esta es la labor del coach, ahondar en tus emociones y así poder ayudarte y acompañarte a ser una mejor versión de ti mismo. 

Feliz Vida! Y recuerda!

PON ACCIÓN A TUS SUEÑOS! Que yo te acompaño.🦋

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *